5064 días online: 13 años, 10 meses y 19 días · 1.859 artículos · 2.752 comentarios · 527 restaurantes · 429 películas · 239 series

La sueca angelical
Publicado el sábado 21 de julio de 2007, hace 4646 días. Opinion

Ingrid Bergman

A continuación publico un artículo escrito íntegramente por Pepa sobre Ingrid Bergman

Nació en Estocolmo (1915). Perdió a su madre con tres años y su padre (fotógrafo) murió cuando ella contaba doce años. Su vocación por la actuación nació pronto y a principios de los años treinta ya intervino como extra en alguna película. Tuvo su primer papel con diálogo en la comedia Munkbrogeven (1935), y al año siguiente rodó Intermezzo, de Gustaf Molander, que la catapultó a California para hacer pareja con Leslie Howard en la versión de la misma película (1939).

Se ha dicho que fue Selznick quien la llevó a Estados Unidos; quiso inmediatamente cambiarle el nombre, someterla a intervenciones de estética, … a lo que la actriz se negó rotundamente amenazándole con volver a Suecia (lo mismo que hacía a menudo su compatriota Greta Garbo cuando no comulgaba con lo que acontecía en la Metro).

Quiso abandonar el rodaje de Casablanca (1942) a las órdenes de Michael Curtiz, al igual que su compañero de reparto Humphrey Bogart (quien tenía que poner alzas para disimular su menor estatura al lado de aquella sueca de 1,78 m.). Consideraba que el argumento no tenía pies ni cabeza y que aquella historia era ridícula e increíble. “Ninguno de los dos sospechaba que estaban trabajando en lo que serían sus papeles más recordados del cine en la mítica Casablanca”. Ingrid citaba esta cinta como “aquello que hice con Bogart”.

Ingrid Bergman

Por el contrario, siempre consideró ¿Por quién doblan las campanas? (1943) su película favorita y fue el propio Hemingway, autor de la novela, quien la propuso para encarnar a María.

El primero de sus tres Oscar le llegó por Luz que agoniza (1944). Por aquellos años también se convirtió en la musa de Alfred Hitchcock: Recuerda (1945), Encadenados (1946) y Atormentada (1949).

La sociedad estadounidense la veía como modelo a seguir. Casada con un dentista sueco, no le perdonó quedarse embarazada del director italiano Roberto Rossellini (también casado) al tener un idilio con él durante el rodaje de Stromboli (1950). Fue un gran escándalo para aquella conservadora sociedad, que echó por los suelos la reputación de la actriz que hasta hace poco era su ídolo. Incluso un senador la calificó de poderosa influencia maligna. Divorciados ambos, Bergman y Rossellini, contrajeron matrimonio por poderes en México, donde la ley lo permitía. “Lamentamos mucho no estar presentes en nuestra boda”, dijo.

Reinició el camino de regreso al éxito al ganar su segundo Oscar con Anastasia (1956), rodada en el Reino Unido. Fue en la bañera de un hotel parisino donde se enteró por la radio que había ganado la estatuilla y escuchó la voz de su amigo Cary Grant recogiéndola en su nombre.

Ingrid Bergman

Norteamérica la volvió a aceptar y a admirar. Tal como dijo la actriz:”pasé de ser santa a puta y después de nuevo a santa… todo ello en una sola vida”.

Casi dos décadas más tarde, (1974), Sydney Lumet quiso que encarnara a la princesa Dragomiroff de Asesinato en el Orient Express, pero fue ella misma la que prefirió escoger el personaje de la doncella sueca retrasada, recordaba Lumet. Con esta interpretación consiguió su tercer Oscar, esta vez como actriz de reparto.

En 1975 se le diagnosticó cáncer de mama. Siguió trabajando en el cine – su última película fue Sonata de Otoño (1978), de Ingmar Bergman – y, posteriormente, la Televisión le brindó un Emmy póstumo por interpretar a la primera ministra de Israel en la serie Una mujer llamada Golda (1982).

Perdió la batalla contra el cáncer el mismo día de su cumpleaños (29 de agosto), tenía 67 años. Pidió que lanzaran sus cenizas al frío mar de su Suecia natal. Desaparecía así una de las actrices más versátiles que ha dado el cine, no sólo el americano, pues interpretó más de 50 películas en 5 idiomas diferentes.

Aunque a ella no le gustara, siempre será la ILSA de Casablanca, aquella que le pidió a Sam que cantara As Time Goes By en el bar de Rick, una mujer que murió diciendo: “las víctimas del cáncer que no aceptan su destino, que no aprenden a vivir con él, están destruyendo el poco tiempo que les queda”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



navegación

por fecha:
| siguiente» «anterior |

con la misma categoría en Opinion:
| siguiente» «anterior |

uno cualquiera, a suerte:
¡Salta!


otros artículos posiblemente relacionados


5 comentarios
  1. Carmen
    24/07/07 | 7:06 am | #1

    Me parece un resumen perfecto de la vida de esta gran actriz

  2. ben
    25/07/07 | 6:58 pm | #2

    ¡Sin tacha, como todos los artículos de Pepa!

  3. 26/07/07 | 9:46 am | #3

    Gracias Carmen, Ben por lo comentarios de apoyo a Pepa 😀

  4. marta
    28/07/07 | 12:42 am | #4

    ¡Esta Pepa!!!!. Todo lo que escribe, lo borda desde que era una niña, pero para que se atreva a enseñartelo tienes que engañarla.
    y se que tiene muchas más cosas escritas que no me enseñó, ni me enseñará.

  5. 30/07/07 | 4:12 pm | #5

    Marta, a ver si se anima y empieza un blog, yo le estoy explicando como hacerlo….. solamente tiene que ponerse, es fácil.

comenta este artículo

Jose Carballada

Este es el blog personal de Jose Carballada.

El árbol y el hijo ya están hace tiempo, me faltaba el libro y se me ocurrió empezar ésto...






IBSN: Internet Blog Serial Number 0-637-975-222     QR Code carballada.com